Posteado el 18 Mayo, 2017 Por en Actualidad con 140 Visitas

“Wonderstruck” y “Loveless”, presentadas en Cannes

El film de Haynes logra conmover mientras que el de Zvyagintsev critica a la sociedad rusa con dureza

El director estadounidense Todd Haynes puso en marcha hoy la competición de la 70ª edición del Festival de Cannes con Wonderstruck, una novela juvenil que ha hecho que a más de un crítico se le escapase una lagrimita.

De forma sutil y delicada, el director convierte en cine la adaptación de la obra infantil homónima que en 2011 escribió Brian Selznick (La invención de Hugo Cabret) sobre dos niños sordos en diferentes épocas del siglo XX.

El propio Selznick, que en la novela combinó la novela gráfica y el relato para cada una de las tramas, hizo también la adaptación del guión. Haynes, por su parte, rodó la historia ambientada en los años 20 en blanco y negro, como si se tratara de una película de cine mudo y con una niña que en la vida real también es sorda; mientras que la segunda, ambientada en los años 70, es en color y con sonido.

Maestro a la hora de recrear épocas pasadas, el director de Far from Heaven o Velvet Goldmine defiende seguir mirando por el retrovisor. “Existen muchas razones por las que el pasado me sigue inspirando y motivando”, dijo en rueda de prensa Haynes.

“El pasado está para informarnos” insistió el realizador de 56 años, quien dijo que le atrajo la idea de meterse en la imaginación de los niños, algo que no había hecho antes. Además, la película “rinde un tributo a todo aquello que podemos hacer con nuestras manos, desde el lenguaje de los signos a las maquetas”, añadió.

La debutante Millicent Simmonds y Oakes Fegley (Pete’s Dragon) encarnan a los niños en esta conmovedora historia sobre dos preadolescentes que se escapan de sus respectivas casas para ir a Nueva York. “Son dos niños aislados de sus vidas y sus familias y sienten algo que les impulsa a salir al mundo”, explicó el realizador, que ha vuelto a contar con la complicidad de Julianne Moore, una de sus musas, así como con Michelle Williams, ambas en pequeñas colaboraciones.

La película de Haynes lleva el sello de la plataforma de venta online Amazon en la producción. Ante la controversia que ha desatado Netflix al no querer estrenar las películas en salas de cine, Haynes señaló hoy que ello no incluye a Amazon, “donde hay verdaderos cineastas y quieren buscar cine independiente”, dijo. “Ellos aman el cine “, insistió el realizador, que concurre por tercera vez por la Palma de Oro, un galardón que muchos críticos quisieron ver en sus manos hace dos años con Carol.

La segunda historia presentada hoy a concurso también tiene a un niño como protagonista. Loveless, del ruso Andrey Zvyagintsev, también dejó huella en la crítica por cómo el director pone a la Rusia actual delante del espejo a través de la desaparición de un niño cuyos padres (Maryana Spivak, Alexei Rozin) libran una desalmada batalla por el divorcio.

El director nacido en Novisibirsk en 1964 y distinguido en Cannes con Elena y Leviatán, construye con la historia del niño desaparecido una metáfora sobre su país, en la que los padres, que sólo piensan en ellos mismos se pueden equiparar a los dirigentes, mientras que el equipo de voluntarios anónimos que ayuda a buscar al niño representa al ciudadano común y corriente que cumple con su deber.

Aunque puede parecer fría, Loveless es incisiva, crítica con un país que deja huérfanos a sus ciudadanos. El productor Alexander Rodnyansky contó en rueda de prensa que desde el Ministerio de Cultura ruso ya dejaron claro que no les había gustado nada el anterior trabajo de Zvyagintsev, Leviatán y que harían todo lo posible para que no “se volviera a hacer un “horror” parecido”.

Esa es la razón por la que se decidió trabajar sin apoyo gubernamental y la película es una coproducción europea con capital ruso, francés, alemán y belga.

Vía Vanguardia.MX

Tags : , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *