Posteado el 15 Marzo, 2017 Por en Cine Independiente con 232 Visitas

“Starred up” (2013)

STARRED UP 1

Otra propuesta encuadrada dentro de un género manido pero que logra brillar con luz propia

Starred up es un drama sobre prisiones dirigido por David Mackenzie y escrito por Jonathan Asser, basado en la experiencia del propio Asser trabajando como terapeuta voluntario en la Wandsworth Prison, con algunos de los criminales más violentos del Reino Unido. Jonathan Asser ha trabajado toda su vida en el sistema penitenciario británico y ha desarrollado unas técnicas particulares que forman parte de la espina dorsal del personaje de Oliver (Rupert Friend). En general, este personaje está basado en el propio guionista, que aporta, según el director, una pasión asombrosa por el mundo de las cárceles y una cantidad enorme de conocimientos sobre la vida carcelaria.

STARRED UPEl título en inglés (en castellano se tradujo con un vulgar Convicto) hace referencia precisamente al traslado de un criminal peligroso desde la institución para jóvenes a una prisión de adultos.

La película trata sobre el crecimiento de Eric Love (Jack O’Connell) en la prisión de adultos, a través de la relación con su progenitor y un grupo de terapia en el que participa a cambio de mejorar su conducta. El padre, Neville Love (el apellido familiar tampoco es ninguna casualidad) está cumpliendo una condena muy larga y, de algún modo, desarrolla una especie de instinto paternal hacia Eric, que nunca había logrado ejercer fuera de la prisión. Eric tiene cerebro, además de excelentes cualidades físicas, lo que le convierte incluso en alguien más peligroso para el sistema. En las partes que Eric logra desnudarlo, consigue dejarlo completamente sin defensas, y a excepción de Oliver y alguno de los guardias, todos los funcionarios de prisiones salen malparados.

La relación de Eric con el propio Oliver también resulta interesante, porque por un lado, quiere conseguir su respeto; pero por otro, parece que obtiene cierta satisfacción maltratándolo una y otra vez.

La película fue rodada en varias prisiones de Irlanda del Norte; concretamente en Crumlin Road en Belfast y en la Prisión de Maze en Lisburn. El trabajo del fotógrafo Michael McDonough es muy meritorio, demostrando una gran habilidad para captar la claustrofobia del ambiente carcelario. El film tuvo su estreno en el Festival de Telluride, previamente a proyectarse en Toronto y Londres; se rodó en orden cronológico para que los actores pudieran sacar lo mejor de ellos mismos, puesto que su evolución es constante y enriquecedora. De este modo, Eric pudo seguir el viaje de su personaje y completar totalmente el arco al llegar al final del relato.

STARRED UP 3La historia destaca principalmente por su realismo y por la fuerza de la relación padre-hijo, pasando a formar parte del selecto grupo de películas sobre cárceles, entre las que todavía brilan en lo más alto El expreso de medianoche (Alan Parker, 1978) y La gran evasión (John Sturgess, 1963). Mackenzie dota a esta película de género de un poderoso sentimiento, logrando que te sorprenda su fuerte núcleo emocional, mucho más importante que saber hasta dónde te puede llevar la trama. Es interesante como unos personajes de los que nunca te esperarías absolutamente nada tienden una mano a otros, como ocurre entre los integrantes del grupo de terapia formado por los internos afroamericanos.

La dinámica imprevisible entre Eric y su padre Neville (excelente Ben Mendelsohn, un actor llamado para grandes cosas) es el elemento más cautivador de la cinta, refrendado por la soberbia interpretación de ambos actores. Posteriormente a esta película, O’Connell destacó en ’71 (Yann Demange, 2014), seguido de trabajos menos satisfactorios en películas de bajo nivel como Invencible (Angelina Jolie, 2014) y Money Monster (Jodie Foster, 2016).

O’Connell es el protagonista absoluto de la historia; ésta es su película, aunque Mendelsohn no desentona en ningún momento, siendo el único miembro del equipo que fue premiado en la edición de los British Independent Film Awards de ese año,como Mejor Actor Secundario. En esta relación, lo que ocurre es que el padre trata de controlar y dominar al hijo, en un malentendido sentido de la protección, la cual nunca había sabido ejercer. Neville, sin embargo, no es capaz de conectar con su hijo, y la película explora las consecuencias de ello para Eric, con muchos matices, todos muy emotivos para el espectador.

Mackenzie, celebrado director de una de las mejores películas del curso, Comanchería, se interesa en retratar la infernal subcultura en la que prisioneros y personal de prisiones coexisten, en un ambiente deshumanizado. Oliver Baumer es el que toma la responsabilidad de evitar que esto vaya en aumento, dignificando dentro de lo posible la vida de los internos a través de su terapias.

STARRED UP 5La película trasmite rabia y altera su historia en diferentes direcciones personales, lo que favorece la caracterización vívida de los personajes. En el centro de todo esto encontramos la relación padre-hijo, cimentada sobre los elementos clásicos de la tragedia griega. Bajo una violenta trama, se esconden elementos de una gran ternura, pero sabiamente dosificados y que nunca se revelan de forma explícita para no forzar un sentimentalismo no deseado, que además podría vulnerar el realismo de la historia.

Starred up es, en definitiva, una historia del fracaso de la reinserción (el alto índice de suicidios en las cárceles británicas así lo demuestra), en la que incluso se entorpece la labor de aquellos que intentan dignificar la vida de los presos, como sufre en sus propias carnes Oliver. Es también la historia de una redención que muestra cómo se puede coger a alguien que está fuera de control debido a su violencia y, cómo al brindarle la oportunidad de interactuar a otros niveles y encontrar un estatus distinto, le permites establecer conexiones de amor con otras personas.

STARRED UP 4

Tags : , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *