Posteado el 22 Mayo, 2016 Por en Filmoteca con 406 Visitas

West Side Story (1961)

Poster-West-Side-Story_10

WEST SIDE STORY, de Robert Wise y Jerome Robbins. 1961.

Con 47 años y casi 30 películas a sus espaldas, Robert Wise co-dirigió junto al coreógrafo Jerome Robbins uno de los grandes musicales de la historia del cine. Fue en 1961 y recomiendo fervientemente su visionado en condiciones si quien está leyendo estas pocas líneas ha sentido la magia del cine cuando se apagan las luces y se retiran las cortinas, y se nos descubre sobre una gran pantalla un mundo distinto al de ahí fuera. “West Side Story” es el resultado artístico de una gran obra para volver a contar con oficio el tema universal del amor, la juventud, la ilusión, y el desengaño.

Propongo poco más de 150 minutos exclusivos de cine en estado puro. Claro está que no voy a pedir imposibles: Mi película no va destinada para aquellos que, frente a una película musical, no se les ocurre nada más profundo que exclamar “No me gustan los musicales… En la vida real la gente, de pronto, ¡no se pone a cantar ni a bailar!”. Son causas perdidas, en otra órbita, permítanme la licencia: más aburrida. Mi película va para los que responden a eso con un “¡Y quién ha hablado de vida real, es CINE!”, una respuesta que esconde un sentir más profundo. Va para los que saben entrar, meterse en un película, vivir no sólo el mensaje, sino la forma cómo se transmite éste.

He tenido la oportunidad de ver últimamente en dos ocasiones “West Side Story” en cines, grandes cines, una oportunidad imposible de dejar escapar. Cómo se ve una película no es banal, las películas “de cine” están hechas para ser vistas así y así es como captamos todo su sentido. Con “West Side Story”, cuando llega el final y suena la grandiosa sinfonía que acompaña los no menos magníficos títulos de crédito, uno se pregunta: ¿Cómo lo hicieron para que todo saliera tan bien?

Apaguen el dichoso móvil, las luces, no permitan interrupciones de ningún tipo, aumenten el volumen de sonido y déjense llevar. Esta película no se puede ver, disfrutar, de otra manera.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *